Cómo mejorar el rendimiento de tu web con NGINX

Con el crecimiento de Internet y el aumento del número de personas que lo utilizan a diario, se ha visto necesario implementar el rendimiento de las páginas webs para que, independientemente de la cantidad de tráfico que reciban, sigan funcionando de forma correcta. El software de servidor web de código abierto, Nginx, solventa esta necesidad satisfactoriamente. A continuación te explicamos cómo, pero primero…


¿Cuándo se creó?

Nginx fue lanzado en 2004, concebido con una misión: solucionar el problema C10K.

El problema C10K se refiere a la dificultad que sufren los servidores y las conexiones de red para gestionar una gran cantidad de usuarios y peticiones concurrentes, es decir, a la vez. Su nombre se refiere a la administración de 10.000 conexiones al mismo tiempo, hecho que requiere de una gran capacidad para procesarlas todas de manera eficiente.

A día de hoy, Nginx también se utiliza como proxy inverso (recibe las solicitudes antes de que estas lleguen al servidor), balanceador de carga HTTP (distribuye la carga entre varios servidores para optimizar el rendimiento) y como proxy para correo electrónico (para IMAP, POP3 y SMTP).

¿Cómo funciona?

Empecemos por el principio: ¿Cómo funciona un servidor web?

Al momento en el que el usuario envía una solicitud para abrir una web, el navegador desde el cual se está accediendo envía una petición al servidor de la web. El servidor realiza una búsqueda para localizar los archivos necesarios para mostrar la página y los envía al navegador.

Nginx es capaz de procesar miles de solicitudes al mismo tiempo de forma eficiente, por esa razón, es el servidor más utilizado por empresas que manejan grandes cantidades de tráfico: Netflix, Facebook, Google, WordPress, Cloudflare y un largo etc.

Llega el turno del mítico debate:

¿Apache o Nginx?

Estos son los servidores webs más populares, y aunque es cierto que Apache se emplea más que Nginx en general, Nginx supera a Apache cuando hablamos de sitios webs, como los mencionados en el párrafo anterior, que manejan muchísimo tráfico.

Nginx ofrece mejor rendimiento, sin ir más lejos, es capaz de ejecutar conexiones el doble de rápido que Apache.

Otro de los puntos fuertes de Nginx es su escalabilidad, ya que dependiendo de tus necesidades y tu tráfico habitual, podrás modificar los planes contratados.

Desde Atmosfera.net, apostamos por la eficiencia para que nuestros clientes ofrezcan la mejor experiencia a los usuarios de su web, por esa razón incluimos en todos nuestros planes la Caché Nginx.