¿Cómo mejorar y mantener la seguridad en tu e-commerce?

Las grandes empresas llevan años diciendo que el futuro del comercio es Internet, y hay que reconocer que no están equivocadas.

Comprar en tiendas online se ha convertido en una tarea cotidiana para muchas personas, y es que,  con el ritmo de vida tan acelerado que tenemos, poder comprar haciendo un ‘click‘ y que nos lo traigan a la puerta de casa es una comodidad que muchos hemos normalizado.

Pero nada es tan bueno como parece, y comprar por Internet es tan cómodo como peligroso. Por eso, os traemos unos consejos para mejorar la seguridad de vuestra tienda online y, por consiguiente, la de vuestros clientes y sus dispositivos.

La importancia de cuidar la seguridad de tu tienda online

Todas las empresas que vendan a través de Internet deberán comprometerse a mantener los datos de sus usuarios y la propia web lo más segura y protegida posible.

Cuanto más segura sea la experiencia de compra, más satisfecho quedará el cliente y conseguirás ganarte su confianza y transmitirle una buena imagen.

Tal y como comentamos en el título de este artículo, la seguridad es un factor a mantener en el tiempo.

¿Cómo?

Desarrollando y definiendo una rutina de inspección y mantenimiento regular, controlando los factores de riesgo posibles y estando al día de todas las actualizaciones. 

8  consejos para mejorar la seguridad de tu web

  1. No reutilices contraseñas en el sistema interno de tu e-commerce, es mejor que generes una contraseña única para cada sistema. Además, se recomienda que las actualices con frecuencia.
  2. Consigue un certificado SSL para tu web y asegúrate de su mantenimiento, consulta nuestro artículo: Certificados SSL, HTTPS y Protección de Plesk para saber más.
  3. Configura la autenticación en dos pasos. Cada vez son más las plataformas que facilitan esta opción, de esta forma, aunque la contraseña de uno de nuestros usuarios sea robada, no podrán acceder a la cuenta.
  4. Contrata un proveedor de hosting que te ayude a implementar la seguridad en tu tienda online y que ofrezca un servicio de monitorización 24h, de forma que pueda avisarte de cualquier fallo o incluso, que ellos mismos puedan arreglarlo.
  5. Asegúrate de que se realicen copias de seguridad frecuentemente. Existen proveedores de hosting que ofrecen este servicio, así siempre tendrás disponible la última versión de tu web.
  6. Elige un sistema de pago que se comprometa con la seguridad y privacidad de tus usuarios.
  7. Jamás pidas datos a tus clientes que no sean necesarios para completar el proceso de compra de forma satisfactoria.
  8. Si aún no tienes una tienda online, pero estás pensando en crear una, realiza una investigación exhaustiva de las plataformas que hay en el mercado y escoge una que se adapte a tus necesidades y tenga una buena Política de Protección de Datos.