Servidores DNS y sus vulnerabilidades

¿Qué es DNS y para qué sirve?

Las siglas DNS significan ‘Sistema de nombres de dominio’. ¿Para qué sirven? El DNS es el encargado de traducir el texto que ponemos en internet para buscar una página, por ejemplo: Escribimos atmosfera.net y gracias al DNS, el ordenador recibe una numeración única, la IP de la página que estamos buscando, y nos lleva a ella.

De esta forma, no tenemos que memorizar los números de cada página que visitamos con frecuencia, ya que al cerebro humano le resulta mucho más sencillo memorizar palabras que números.

Para que este sistema funcione de forma correcta, se necesitan unos servidores DNS, que son los equipos que actúan como canal de comunicación entre las páginas web y los usuarios que las visitan. Además, cuentan con una gran base de datos en la que se registran todas las relaciones entre los dominios y sus respectivas direcciones IP.

Vulnerabilidad DNS

La mayoría de sistemas informáticos tienen un punto débil desde el cual los hackers pueden acceder y dañar. En el caso de los DNS, la empresa WiZ ha detectado cómo lo hacen, los investigadores dijeron «Encontramos una laguna simple que nos permitió interceptar una parte del tráfico DNS dinámico mundial que pasa por proveedores de DNS administrados como Amazon y Google», y es que consiguieron secuestrar uno de los servidores y realizar escuchas telefónicas en el tráfico que fluía hacia ese proveedor desde las redes de los clientes.

Tipos de ataques

El envenenamiento de caché consiste en causar un mal funcionamiento que impide la navegación normal y que puede llegar a robar información personal de los usuarios, ya sea para realizar campañas de SPAM o para afectar al funcionamiento y credibilidad de la empresa propietaria de la web. Otro ataque muy frecuente es el ataque DDoS, que consiste en llenar los servidores de solicitudes, que provocan que la página caiga o funcione con irregularidad. Por último, el envenenamiento de caché, que es uno de los ataques más frecuentes. ¿En qué consiste? En lugar de aparecerte la página que estás buscando, se te redirige a una página fraudulenta que puede llegar a simular ser la real y se utiliza para robar información.

Consejos para proteger tu página de estos ataques

  1. Ancho de banda

Cuanto mayor sea el ancho de banda, mejor podrás gestionar el incremento de tráfico causado por ataques como el DDoS.

  1. Proveedor de seguridad en nube

Actúan como intermediaros entre los usuarios y la página web, por lo que son capaces de interponerse entre los ciberdelincuentes y prevenir ataques al DNS.

  1. Sistemas actualizados

Un sistema desactualizado es mucho más vulnerable que uno actualizado, ya que son muchas las actualizaciones que corrigen las zonas más indefensas de un sistema e incrementan su seguridad.

  1. Firewalls

Un buen cortafuegos actuará ante cualquier indicio de ataque y evitará las conexiones fraudulentas.

  1. Conexiones seguras

A nivel de usuario, te recomendamos que no utilices redes públicas para acceder a páginas en las que tienes que compartir información personal, ya que cualquier persona puede estar conectada a esa red y no sabes la seguridad que tiene la propia red.

Si tienes alguna duda o necesitas mejorar la seguridad de tu dominio, no dudes en contactar con atmosfera.net, estaremos encantados de ayudarte y hacer de tu web un sitio más seguro para ti y para tus usuarios.